Cofradía del Dragón

Merkator

Buenas a todos,

hace un par de meses compré junto con más gente de la BSK el último juego de Uwe Rosenberg, Merkator. Las referencias que tenía de juegos anteriores del autor son buenas, y por lo que leí en la BGG la verdad es que me animé a comprarlo.

El encargo a Lookout Games…al fin los he repartido todos

En el juego encarnamos el papel de mercaderes que realizan contratos con ciudades. Cada contrato tiene unos requerimientos de materiales, que se tienen que pagar en un lugar en concreto y un valor. Cada vez que completas un contrato, eres obsequiado con un contrato de mayor valor.

Detalle del tablero de jugador

Todos los materiales y contratos que tengamos, así como los bonus y los edificios, tienen que estar a la vista del resto de jugadores.

El turno del jugador se resume en estas fases:

1.- Inversiones. Si en esta fase tenemos más de cinco contratos debemos vender los que tengamos hasta que nos quedemos con cinco (que es la forma de conseguir dinero). Con ese dinero podemos entonces invertir en cartas de bonus que sirven para cuando viajas a un lugar determinado para conseguir materiales extra, o en edificios que sirven para conseguir al final de la partida puntos de victoria extra.
Al final de la fase de inversión del jugador no puedes tener más de 15 talentos.

2.- Viajar. Pondremos el peón blanco en el lugar al que querramos ir. Entonces tendremos que seguir los siguientes pasos:

    1.- Si en dicho lugar hay materiales, los cogeremos y repartiremos en el almacén teniendo por obligación que dejar al menos uno en cada uno de los almacenes del mismo color (si es que hay más de un material).
    2.- Se rellenan de cubitos dependiendo al lugar al que viajes. Algunos lugares hacen que se rellenen todos los lugares con cubitos si cumplen una condición en concreto.
    3.- Dependiendo de a qué lugar vayas hay que pagar o coger losetas de tiempo. Si tienes que pagar losetas de tiempo y no tienes, no puedes viajar a ese lugar. Si sólo queda la ultima loseta de tiempo de la fila correspondiente se le da la vuelta y se quita un material de dicha fila. Si no te interesa puedes levantar la siguiente y quitártela de la fila que te salga. Si sale doble, te tienes que quitar dos.
 
3.- Cumplir contratos. Una vez has viajado, con tu contrato en el lugar adecuado y con los materiales adecuados puedes cumplir contratos. Consiste en pagar los materiales que te pidan. Por cada contrato que completas te dan uno nuevo de más nivel. Puedes completar el mismo contrato las veces que quieras mientras tengas los materiales que te pidan. Incluso si al conseguir un nuevo contrato es del mismo lugar y tienes los materiales para hacerlo, lo puedes hacer consiguiendo otro nuevo contrato. Vamos, ¡lo que se llama un combo!

4.- Acompañar al viaje. En el turno del jugador, el resto de jugadores puede acompañar al jugador en el viaje y cumplir contratos, pagando una loseta de tiempo o dos, dependiendo del tipo de lugar al que vaya. Esto hace al juego más dinámico: el resto de jugadores se va a fijar en que contratos tienes para hacer estrategias.

El juego se acaba o bien cuando se acaban las losetas de tiempo o cuando se cumple un contrato de valor 10, en cuyo caso el que lo ha conseguido consigue el contrato de la Paz de Westfalia. En ambos casos se juega una ronda completa pero sin tener que vender contratos en la fase de inversiones.

Detalle de final de partida… paz de Westfalia conseguida!

Cosas que me gustan del juego: que es dinámico, no estás parado en ningun momento, y genera piques para conseguir contratos más altos, o mercancías de determinados tipos. El rollo de acompañar en los viajes hace que te busques estrategias para intentar cumplir contratos en los turnos del resto de jugadores.

Cosas que no me gustan del juego: las primeras partidas. Se te pueden hacer largas porque no tienes claro a por qué tienes que ir. Te puede dar la sensación de que no completar contratos en una ronda es una perdida de tiempo.

Referencias:
Pagina en la BGG

Reglas del juego en castellano

1 Comentario

  1. Ripham

    Tengo muchisimas ganas de probarlo, y si tu lo recomiendas, más. A ver cuando podemos probarlo, Lady Halcón.

    Responder

Deja un comentario