El día de la Marca.

El sábado me levanté pensando que tenía que ser un día especial y como tal habría que hacer algo fuera de lo común.

Bajé entonces a mi dungeon personal, también llamado trastero y me puse a buscar entre las cajas para encontrar algo para poder celebrar “El día de la Marca” como es debido 🙂

Y ahí que estaba, tal como la había dejado, la túnica roja que me ponía hace ya años cuando tenía tiempo para frikear vestido de esta guisa, y la súper espada Hackmaster +8 con la que ganamos un concurso de disfraces, hace tanto, que ni siquiera me acuerdo del premio que conseguimos.

En fin, una vez recogido el equipo necesario para la aventura comenzamos el primer trayecto.

De casa a casa de la Abuela de Alejandro (o sea, mi suegra) pues Kirshara (mi mujer, rolera de pro y exploradora de nivel 5 en nuestra campaña de la Marca) y el peque se iban a pasar la mañana con ella.

Eso si, Alejandro también iba bien preparado a la hora de afrontar el día.

El peque con la Hackmaster +8

Una vez llegamos al centro de Madrid, sacamos carrito y niño, me despido de Kirshara y me vuelvo al centro cultural Eduardo Chillida, una de las sedes de la asociación Cofradía del Dragón.

Llegué allí a las 11:01 y me encuentro con Júpiter, director de juego de la partida, Isabelix, Teyllerd e Yrian al que conocí ese mismo día, pues era la primera vez que se pasaba por la asociación.

Centro cultural Eduardo Chillida

Mientras Júpiter iba repartiendo los personajes yo me fui vistiendo para hacerme unas fotos con el grupo de rol y así le dimos tiempo a la señora presidenta Natalia para que llegará, lo que hizo unos pocos minutos después.

Una vez estamos todos comenzamos la partida y una rápida sesión de fotos, la diversión estaba servida y por ello nos pusimos a jugar.

La campaña llamada “El legado de Musashi” está ambientada en una isla de Endo, donde dos generales samuráis se enfrentan en una sangrienta confrontación desde hace siglos.

Los personajes han sido elegidos por el espíritu de Musashi un antiguo rey de la isla para terminar con la guerra otorgándoles el poder de decretar a un nuevo rey de entre aquellos que más valía demuestren.

En resumidas cuentas grandes aventuras con ninjas, samuráis, katanas, espíritus y sobre todo, hombres y mujeres orgullosos y deseosos de competir para demostrar su pericia con cualquier arma (o los puños)

El grupo de aventureros estaba formado por un clérigo, un ladrón, un explorador, un guerrero y un paladín (este último lo llevaba yo)

La partida fue entretenida y con unos jugadores volcados con la misma por lo que todo salió perfecto. Buena partida de Júpiter.

Llegaron las dos y tuvimos que recoger, yo algo más rápido porque tenía que volver al centro de Madrid para recoger al peque y a Kirshara, así que un poco de coches y fotos turísticas y nos encontrábamos de nuevo en casa los tres para comer y sobre todo para prepararnos para la partida de la noche.

Y es que “El día de la Marca” habría resultado muy corto si solo hubiéramos jugado por la mañana, esa noche esperábamos en casa a nuestro grupo habitual para terminar la campaña de nuestro grupo, también dirigida por Júpiter (parece que le ha dado fuerte a este chico con la Marca)

Y así nos encontramos por la noche, con el peque durmiendo tras un día agotador y con tres pizzas sobre la mesa previas al comienzo de la partida. Se nos puede ver sonrientes en la foto 🙂 y luego un poco más serios mientras pensamos en como vamos a salir de esta.

La partida es el final de la campaña de Musashi pues nuestro grupo la empezó unas cuantas semanas antes y aunque esto sea un poco spoiler, nos encontrábamos en medio de una batalla final entre dos grandes ejércitos.

La batalla fue una sucesión de continuos escenarios de combate con objetivos parciales para conseguir un objetivo final, muy estilo final de partida del juego de consola Dragón Age o similares 🙂 muy divertido la verdad, lo que me ha hecho pensar en una tabla de encuentros para batalla al más puro estilo Leyenda de los 5 Anillos, pero basado en la Marca… tal vez con esto tenga material para otra reseña o tal vez en el capítulo de “Guerra” de la caja verde ya esté incluido, ummm, que interesante.

Bueno, lo que ocurrió fue que nos tiramos hasta las dos de la madrugada para terminar la partida y los estupendos participantes, Júpiter, Danig, Enrad, Kirshara hicieron que lo pasara genial y sobre todo, que “El día de la Marca” se convirtió en un día realmente especial.

Gracias a todos con los que compartí el día, gracias a La Marca del Este por volvernos a traer el más puro estilo D&D y gracias a Holocubierta por hacérnoslo llegar a todos.

Un saludo y nos vemos el año que viene, de nuevo, en el día de la Marca.

7 Comentarios

  1. Adaeze

    Me ha encantado este post. Y me ha entrado el gusanillo por el rol, que ya me lleva picando tiempo… Bonita espada, bonita túnica, bonitas pizzas y gracias por compartir tu día!

    Responder
  2. Santal

    Cuando quieras jugamos. 😉

    Responder
  3. Uriel
  4. Pablo Ruiz Múzquiz

    Estupenda crónica, merecedísimo premio!
    Pablo “Diacrítica”

    Responder
  5. Pedro Gil Steinkel

    Felicidades!!!

    Responder
  6. Santal

    Gracias 🙂 ¡Cuanta gente por aquí!

    Me lo pasé genial escribiendo la reseña al igual que me lo pasé genial el día de la marca.

    Que esto sirva para encontrar tiempo para jugar un
    poquito más y gracias a la Marca y a Holocubierta por vuestro curro. Nosotros disfrutamos del resultado de vuestro trabajo semana tras semana.

    Un saludo.

    Responder
  7. Pingback: Cofradía del Dragón » Blog Archive » Regalo de Holocubierta y Aventuras en la Marca del Este

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*